Gazpacho de cerezas

 

G.Cerezas-3844

Dícese del gazpacho;  se come en verano y en horas de calor, muy apreciado en Andalucía, aceptado en toda España y muy discutida su elaboración.G.Cerezas-3852

He estado investigando en Internet y hay cantidad de páginas, artículos, que hablan del origen del gazpacho andaluz.  Curiosamente, en su origen, el gazpacho no llevaba verduras de ningún tipo, sino que se componía simplemente de pan remojado en agua, aceite y vinagre, al que a veces se añadía ajo o almendras. Este tipo de gazpacho se consumía ya durante el siglo VIII en la España del Al-Ándalus. Sebastián de Covarrubias Horozco ilustre lingüista, escritor político y confesor del Rey en el SXVII, en su obra “Tesoro de la lengua castellana e española” (1611) define el gazpacho y su denominación así: “cierto género de migas que se hace con pan tostado y aceite y vinagre y algunas otras cosas que se mezclan, con que los polvorizan. Esta es comida de segadores y de gente grosera, y ellos le debieron poner el nombre como se les antojó”. Y aquí es donde entramos nosotras, que naturalmente de “groseras” nada, de nada y de segadoras menos, ¡¡ja,ja,ja,!! Simplemente unas mujeres que sabiendo del interés popular por esta sopa fría en estos días de calor,   y de la  multitud de ingredientes de los  que se componen  estos  diferentes gazpachos, hemos querido darle un sabor más dulce y para ello no hay una fruta mejor en este tiempo que las cerezas de nuestras tierras, así que para muestra aquí tenéis este gazpacho de cerezas.G.Cerezas-3844 Read more

Crema fría de melón

crema de melon


Todavía sigo llamando mamá con quién me tropiezo, ahhhhhh…..¡ bendita palabra! el s.o.s que lanza el subconsciente cuando nos encontramos en apuros, adaptandome al periodo post vacacional como un síndrome del que no quiero desprenderme, no me siento decepcionada del tiempo que me ha hecho, a pesar de la lluvia, a pesar de 15 días de humedad y nubes, de tempestades de veranito Inglés como me dijo mi hermano, encuentro que no sería Galicia sin lluvia, es así como me gusta, el orvallo relajante que te induce al sueño , no sería buena gallega tampoco, si cada día que me levantase de la cama, no mirase al cielo con la esperanza de que escampase, y después de un rato de razonamientos atmosféricos rendirme a lo obvio. Así que, con la maleta arrastrando a lo largo de mi casa, resistiéndome al impulso de deshacerla, y estirar un poco más la incuestionable realidad, me introduzco en la rutina de siempre, menos mal que la cocina, siempre la cocina, me salva de pensamientos deprimentes, nos ponemos las pilitas y a trabajar Read more