Pavlova

Print Friendly

 

pavlovaAna Pavlova nació prematura, fue una niña frágil y enfermiza, a los ocho años fue con su madre a ver una representación de la Bella Durmiente lo que hizo que fuera su deseo dedicar su vida al  baile, se esperaba de las bailarinas que tuviesen el cuerpo fuerte, musculoso y compacto, mientras ella, era delgada y de apariencia delicada,

dicen de ella que cambió el balet sentando las bases de lo que es hoy en día, pero no quiero extenderme más en algo de lo que apenas sé pero que me atrae muchísimo. Siempre he sentido curiosidad por personajes y civilizaciones de épocas pasadas, las costumbres, los hábitos , como vivían, la sociedad en la que se desenvolvían, las costumbres, y por encima de todo que comían, así que cuando yo hice ésta tarta sentí muchísimas ganas de indagar en la vida de ésta bailarina, que no es solamente conocida por su talento en el escenario, si no , por la inspiración que llevó a poner su nombre a una de las tartas más conocidas en el mundo.pavlova

En cuanto a la vista ésta tarta es tan etérea y delicada como la bailarina, y crocante, dulce y ácida como los ingredientes que la componen,espero que os guste, vamos con la receta y  a que suena la música de ésta entrada ,escucho a Symply Three en Rain (Original song)

pavlova

INGREDIENTES:

para el merengue

  • 4 claras
  • 170 gr de azúcar glas

Para rellenar:

  • 500 gr de nata para montar 35% de materia grasa
  • 150 gr de azúcar glas

Para decorar:

  • 500  gr de fresas
  • 100 gr de arándanos

pavlova

pavlova-

pavlova

Elaboración:

En primer lugar precalentamos el horno a 170 grados mientras en un bol vamos montando las claras a las que vamos añadiendo poco a poco el azúcar hasta su total integración,estarán listas cuando al darle la vuelta al bol no se vuelquen.Con una manga pastelera cortamos la punta y hacemos sobre la bandeja del horno con papel de cocina un circulo, superponiendo encima otro círculo más. rellenamos el interior con una capa muy fina de merengue para la base, nos quedará en forma de cestillo que luego rellenaremos, bajamos la temperatura del horno a 90º e introducimos el merenge en el horno durante dos horas , una vez pasadas las dos horas, dejamos enfriar en el horno, con éste apagado.

Mientras se va haciendo el merengue, con la batidora y las palas de montar montamos la nata a la que añadiremos el azúcar hasta obtener la consistencia deseada.

Una vez lo tenemos todo listo rellenamos el interior del merengue con la nata montada y terminaremos decorando con las fresas y los arándanos.

pavlova

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *