El Cipotegato y Tarazona

Print Friendly

tarazona-4

Si nombro a Paco Martínez Soria, casi tod@s sabéis de quien estoy hablando, ¡si! , ese actor aragonés, que supo reflejar e imitar la esencia del  españolito bonachón que llega a la capital y queda desbordado por su modernismo,  adelantos, y falta de cariño de sus gentes, pues bien, si os cuento que este magnífico actor nació en Tarazona,  ya me vais a empezar a entender el porqué de esta entrada de hoy.tarazona-0034

Tarazona siempre ha estado en mi familia, deciros,  que la primera vez que fui por allí no fue mi mejor día ya que una prima de mi marido me estrujo, aplasto, estampo…un hermoso tomate por encima y naturalmente yo rodeada de toda la familia de … tuve que sonreír y decir … “tranquilos ¡¡ja,ja,ja,!! no pasa nada”. La segunda vez que  fui al “Cipotegato” ya sabía a lo que me exponía y la verdad,  fui preparada. Siempre digo que los pueblos o ciudades pequeñas  como tal, no me gustan para vivir, lo sabéis, no me canso de repetirlo, aunque he de reconocer que para pasar unos  días   y  desconectar son maravillosos,  probablemente sea porque no tengo pueblo,  soy urbanita, y cuando me preguntan que me llevaría a una isla desierta… siempre contesto lo mismo ” cuatro plantas de El Corte Ingles” otro día os diré cuales.

dsc_0033
vista de la Catedral

Tarazona en las fiestas del Cipotegato es un derroche de color…¡¡rojo!!  Una tradición que se repite todos los 27 de agosto en honor a su patrón San Atilano. Son unas fiestas de interés regional y nacional. El personaje del Cipotegato va encapuchado y con los colores verde, amarillo y rojo, a las doce en punto y con la plaza a reventar de turasionenses, vecinos venidos de todas partes  y  un montón de curios@s como yo acompañados y viendo a la familia.

Se trata de acompañar al joven (Cipotegato) por distintas calles y plazas (recorrido) cuando entra en la plaza y empieza la marabunta de tomates por todos los lados hasta que llega otra vez a la plaza y sube a su estatua vencedor.

Gracias a mi prima Loli que me iba contando todo el desarrollo de la fiesta pude estar informada de todos los sitios por donde pasaba el Cipotegato y poder capturarlo con mi cámara. Pero como en todos los sitios,  siempre hay alguien incívico y con muy mala educación que se pone delante justo cuando lo tienes todo preparado. Para mi consuelo pude ver a Marcos (mi hijo) corriendo justo al lado del Cipotegato.

No quiero acabar esta entrada sin deciros todo lo que podéis encontrar y disfrutar en Tarazona:  El Moncayo cumbre más alta del sistema Ibérico,  una mezquita, iglesias, claustros, una  judería,  un palacio, una plaza de toros octogonal, una catedral maravillosa e impresionante, barrios judíos, y ¡¡hasta casas colgantes!!, buenos restaurantes y buenísimos lugares de  tapeo, un conjunto histórico/artístico por descubrir.

Hoy nos quedamos con la fiesta ,  el  bullicio  de estos  turiasonenses,  su Cipotegato  y como no, con mi familia y amigos .tarazona-0137

Poco a poco os iremos mostrando en nuestra sección “Lugares y Placeres”,  las maravillas que nos rodean, sus gentes , costumbres, cocina,  historia y lo mejor …poder trasladarnos atraves de esta ventana maravillosa y poder sentirnos como si estuviéramos allí.

Desde estas paginas os invito a  esta localidad de Tarazona una tierra llena de  historia  y arte por todos los rincones,  así     que cargar vuestras   baterías y disponeros a conocerla,  ¡¡    no os defraudara!! 

** esta   foto no es mía, la he  cogido prestada   para  que veáis al Cipotegato , como se pone  la plaza  del ayuntamiento y  que hay fotógraf@s  con  mejores vistas  que yo ja,ja,ja!!.

2 thoughts on “El Cipotegato y Tarazona

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *