Capuchina

Print Friendly

Todos tenemos recuerdos de comidas con amigos que se han prolongado hasta la cena, e incluso la recena, deberíamos acuñar este término, “recena”, y definirlo como comida realizada a cualquier hora de la noche-madrugada sin horario determinado. En la gran mayoría de novelas, se utiliza mucho el recurso narrativo con referencias a la  gastronomía, encuentros y desencuentros que tienen lugar en restaurantes y cafés de moda, a menudo la comida ha servido para realizar análisis sociales, cuyos protagonistas somos nosotros que hacemos de nuestras costumbres gastronómicas, buenos argumentos para relatos novelados, aquí os dejamos hoy esta tarta capuchina, para finalizar la comida, la cena y llegar a la  recena si sobrase algo, y si tienes un excelente vinito para acompañar, valdrá la pena llenar la copa varias veces.

Una buena comilona, no lo sería si al finalizar el último plato no lo empujáramos hacia dentro con otro plato más, siendo este, un dulce ,que culmina siempre todas y cada una de las comidas que realizamos en este país, no sería una comilona con amigos, si a la media hora de haber comido, alguien no se sacara de la manga o la nevera o de donde sea, una buena bandeja, con dulces, si son caseros mejor, porque siempre hay entre los amigos alguien que borda algún que otro postre y entre palabra y palabra, bocado a bocado las conversaciones se animan y la sobremesa no parece acabar nunca, pero yo con las que más disfruto es con esas de….       “tráete lo que tengas”, uno pone la casa, y los otros cocinan, sacando de bolsas y recipientes todo lo necesario para que se produzca la alquimia de los ingredientes, y como resultado magistrales fórmulas para disfrutar en este caso con Buika en Soledad

Ingredientes para el bizcocho:

  • 8 yemas de huevo +1 huevo entero
  • 40 gr de harina
  • Mantequilla para engrasar el moldea.

Ingredientes para el almibar:

  • 200 gr de azúcar
  • 200 gr de agua

Yema confitada:

  • 6 yemas de huevo
  • 120 gr de azúcar
  • 120 gr de agua

Elaboración:

Empezamos enmantequillando un molde para verter en el, el bizcocho, que se hace de la siguiente manera: con las varillas eléctricas batimos en un cuenco las 6 yemas + el huevo, 5 o 6 minutos, hasta aumentar su volumen. Añadimos la harina tamizada poco a poco y mezclamos hasta que se integre totalmente. A continuación lo ponemos en el molde enmantequillado y este a su vez lo ponemos al baño Maria, podemos utilizar para esto la misma bandeja del horno con un poco de agua, a 150º durante 20 o 25 minutos, cuando tengamos nuestro bizcocho ya hecho, dejamos enfriar del todo, mientras tanto vamos haciendo el almíbar,con que vamos emborrachar el bizcocho, 200 agua +200 de azúcar, dejamos cocer a fuego suave de 3 a 5 minutos, hasta que se forme un almíbar espeso, sin haber desmoldado el disco del bizcocho, pinchamos este con un palillo por toda la superficie , y vertemos sobre él, el almíbar preparado, dejándolo reposar en la nevera unas 12 horas. Al día siguiente, volvemos a preparar otro almíbar con los 120 gr de azúcar y 120 gr de agua, ponemos al fuego durante 5 0 7 minutos, retiramos el almíbar y esperamos a que se temple,  las 6 yemas, las volvemos a montar con las varillas eléctricas, durante 3 0 4 minutos hasta que que blanqueen y queden  esponjosas, añadimos el almíbar en un hilo hasta integrarlo totalmente, si es necesario para espesar poner a calentar un poco al baño María, esta crema de yemas la ponemos por la superficie del bizcocho, dejamos enfriar, espolvoreamos la superficie con azúcar glas,y quemamos el azúcar con la varilla de quemar o con un soplete, marcando antes los rombos con un cuchillo, sin profundizar, para saber por donde tenemos que ir , hay quien calienta el filo de un cuchillo y va marcando los rombos poco a poco , yo os recomendaría que no lo hicierais, es un poco peligroso, ésta es el llamada tarta de la paciencia, cuanto más la dejéis reposar respetando sus tiempos, más rica está, es muy jugosa y almibarada, delicada y apetitosa, y muy pero que muy fácil de hacer.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *