Brownie de chocolate y nueces

Print Friendly

Hay muchos mitos sobre el Brownie, entre ellos que un cocinero añade chocolate derretido a una masa de galletas, pero parece ser que su origen fué un accidente más, de los muchos que hay en cocina, el cocinero olvidó  ponerle levadura al bizcocho que estaba elaborando, tenemos que agradecer la equivocación que dio como resultado éste bizcocho, crujiente por fuera y tierno por dentro, se puede comer caliente o frío, personalmente me gusta recién hecho, con más chocolate derretido por encima dejarlo un poco crudito por dentro, como dicen los franceses, un bizcocho que llora,¡ me gusta llorón! , cubierto con más chocolate y con una bola de helado de vainilla o nata o con crema inglesa o …..como más os guste. Es de origen americano, el original es de chocolate, nueces y sin levadura , las claras de los huevos añadidas a punto de nieve, pero hoy en día, hay muchas versiones, con frutas, con chocolate blanco, con otro tipo de frutos secos. En casa cuando lo hago desaparece, y de cuando en cuando cae alguno. hace días que no os doy una entrada con música, mientras hacia ésta receta, escuchaba a Chuck Berry en c´est la vie, ¿ te acuerdas? el bailecito que se marcan John travolta y Uma Thurman en pulp fiction. La traducción de brownie es ” marroncito ” , así que esta música le va muy, pero que muy bien. ¡¡¡¡¡ al ataque cocinitas!!!!!.

Ingredientes:

  • 250 gr de mantequilla
  • 140 gr de chocolate para fundir
  • 200 gr de huevos ( 4 huevos )
  • 300 gr de azúcar
  • 120 gr de harina tamizada
  • 200 gr de nueces picadas

Elaboración:

Separamos claras y yemas de los huevos, ponemos la mantequilla en pomada y el chocolate lo fundimos al baño María, al chocolate ya fundido, vamos añadiendo poco a poco las yemas,  la mantequilla en pomada, el azúcar, y las claras montadas apunto de nieve, añadiremos la harina siempre tamizada, que añadiremos poco a poco y en movimientos envolventes, y por último las nueces troceadas.

Sobre un molde enmantequillado y enharinado ponemos el preparado, y metemos al horno, a 150º durante 45 minutos, comprobamos con un palillo que este cocido, pero ya os he contado que está mejor un poco crudito.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *