Tarta oreo


¿Adictivas las oreo?, la galleta preferida de los americanos, ha sido sometida a un estudio para determinar su grado de adicción, el estudio dice, que su alto contenido en grasas y azúcares desarrolla en el cerebro las mismas neuronas del centro del placer que se activan con el abuso de las drogas, continua el estudio diciendo que al igual que los humanos, las ratas prefirieron comer primero el relleno y después las galletas, Read more

Congrio a la sidra con guisantes

Cuando pienso en el mar de los Sargazos, a la memoria me vienen escenas de la película de piratas del Caribe, y…..¡todo tiene relación! porque en estos momentos me encuentro atrincherada en el sofá de mi casa con la mantita de las siestas, como un clavo delante del televisor sin perderme casi nada de los premios Goya de cine, y.. ¡todo tiene relación! , mientras Dani Rovira se pasea a un lado y otro del escenario provocando risas, yo momentáneamente asciendo a mi nube y vuelvo al mar de los Sargazos como una zona de oscuras y tenebrosas tormentas ¡no sé porqué!, un cementerio de barcos con sus profundidades llenas de cofres y tesoros ¿ hay o no hay imaginación?, no obstante este mar se encuentra dentro de la zona del triángulo de las Bermudas, ¿qué queréis que os cuente que no sepáis sobre la fantasía de este famoso triángulo?….hasta mi nube del más arriba, llega el olorcillo de un congrio que hace chup chup en mi cocina, bajo en picado a la tierra y disparada a la cocina, mientras corro, Dani Rovira sigue haciendo reír y yo salvo por los pelos el naufragio de mi guiso, y …¡todo tiene relación!. Read more

Magret de pato con salsa de moscatel

pato-2133

La devoción que los franceses sienten por el pato, es la misma que nosotros sentimos por el cerdo, lo aprovechamos todo, lo asamos confitamos, salamos, ahumamos…. aplicamos todos los recursos que se nos permite para no desperdiciar absolutamente nada.
Desde nuestros antepasados cavernícolas que consumían animales, comemos todo Read more

Florituras / Fotografias

 

jardin (3)

Teniendo mal tiempo y contando con que los días son más cortos,  el invierno es el mejor momento para dedicar largas estancias en mi “zulo” (así lo llaman mis chicos) dando y dejando  rienda suelta a mi  musculo creativo. La verdad es que en  mi rincón los minutos pasan sin darse una cuenta. . . miras el reloj, las 7,  miras otra vez . . . las 10, y piensas… ¡no es posible!, Pero ahí están las ¡¡saetas delatoras!! de que han pasado  tres horas aunque para mi hayan parecido tres minutos.
Read more